Sunday 12 july 7 12 /07 /Jul 20:59
La lluvia ácida se ve, se siente y sabe igual que la lluvia limpia. La lluvia ácida no causa daños directos a los seres humanos. Caminar bajo la lluvia ácida o incluso nadar en un lago ácido no es más peligroso que caminar o nadar en agua limpia. Sin embargo, los contaminantes que producen la lluvia ácida—dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx)—sí son perjudiciales para la salud humana. Estos gases interactúan en la atmósfera y forman partículas finas de sulfato y nitrato que pueden ser transportadas por el viento a grandes distancias y ser inhaladas profundamente dentro de los pulmones de las personas. Las partículas finas también pueden penetrar al interior de las casas. Muchos estudios científicos han establecido una relación entre los niveles elevados de partículas finas y el aumento de las enfermedades y las muertes prematuras provocadas por problemas cardíacos y pulmonares, tales como el asma y la bronquitis.


Por razones de salud, el SO2 y los NOx se han regulado históricamente conforme a la Ley del Aire Limpio, incluido el Programa para la Lluvia Ácida. En las regiones del este de los Estados Unidos, los aerosoles de sulfato representan alrededor del 25 por ciento de las partículas finas. Al disminuir las emisiones de SO2 y NOx de las plantas generadoras de energía, el Programa para la Lluvia Ácida reducirá los niveles de partículas finas de sulfato y nitrato, disminuyendo así la incidencia y la gravedad de esos problemas de salud. Se calcula que para el año 2010, al estar ya plenamente en práctica el Programa para la Lluvia Ácida, los beneficios que representará para la salud pública equivaldrán a $50,000 millones anuales, debido al descenso de la mortalidad, de los ingresos a hospitales y de las visitas a las salas de emergencia.


Por razones de salud, el SO2 y los NOx se han regulado históricamente conforme a la Ley del Aire Limpio, incluido el Programa para la Lluvia Ácida. En las regiones del este de los Estados Unidos, los aerosoles de sulfato representan alrededor del 25 por ciento de las partículas finas. Al disminuir las emisiones de SO2 y NOx de las plantas generadoras de energía, el Programa para la Lluvia Ácida reducirá los niveles de partículas finas de sulfato y nitrato, disminuyendo así la incidencia y la gravedad de esos problemas de salud. Se calcula que para el año 2010, al estar ya plenamente en práctica el Programa para la Lluvia Ácida, los beneficios que representará para la salud pública equivaldrán a $50,000 millones anuales, debido al descenso de la mortalidad, de los ingresos a hospitales y de las visitas a las salas de emergencia.

También se prevé que la disminución en las emisiones de óxidos de nitrógeno tenga un beneficio en la salud humana, al reducirse los óxidos de nitrógeno que pudieran reaccionar con compuestos orgánicos volátiles y formar ozono. Entre los efectos del ozono en la salud humana se cuentan varios riesgos de mortalidad y morbilidad derivados de la inflamación pulmonar, incluidos el asma y el enfisema.

 

 

Por Israel matr
Escribir un comentario - Ver los 7 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso